Iniciación a la permacultura


Sentada en el porche de mi casa, disfruto de la tarde de sábado hojeando un libro con una taza de té en la mano. La gata, como yo, se refugia del insufrible sol de la Selva Negra y rescata con su cuerpo el frescor de las baldosas del suelo. Después de un invierno terrible, (el más frío y largo en muchos años, dicen, aunque esta afirmación ya la había oído yo el anterior invierno), el alivio que supuso la primavera ha dejado paso a un verano intermitente de largos periodos de días fríos y lluviosos combinados con jornadas de un sol inclemente, insoportablemente vertical e hiriente.

Sentada en el porche de mi casa, decía, hojeo el libro “The Earth Care Manual”, que puede traducirse como “Manual del cuidado de la Tierra”, una recomendación de Thomas Riedmuller para la iniciación en el vocabulario y algunas técnicas de la permacultura antes del comienzo del curso. Por definición, la permacultura es una forma integral de diseño de hábitats sostenibles mediante el que se imita a la naturaleza para aprovechar las interacciones que en ella tienen lugar. En la práctica, esta forma de organización puede resultar muy beneficiosa a la hora de facilitar el trabajo del agricultor, siempre y cuando el diseño se lleve a cabo con conocimiento y prestando atención a todos los detalles del ecosistema que queremos crear. Mmm. Interesante.

Señalo la página que describe la técnica del “pollo-tractor”, consistente en sustituir el arado de un terreno por la introducción temporal de un batallón de aves que se encargarán de escarbar, picotear y cagar en la tierra, lo que deja el sustrato limpio de plagas y yerbas, oxigenado, abonado y, en definitiva, listo para el cultivo. Parece sencillo. Aún no sé cómo se compatibiliza el corral de aves con los gatos domésticos, en especial con nuestro Chino, que ahora andará agazapado en algún rincón de la pradera colindante a la espera de algún despistado, ya sea insecto, roedor, reptil o ave, con quien saciar sus crueles instintos felinos.

Mi vecino Karl-Heinz pasa ante mi porche en pantalones cortos, camiseta de tirantes y sandalias, me saluda con la mano y sonríe. Después de tres veranos, aún se sorprende de no vernos aprovechando cada rayo de sol, bronceándonos en una tumbona con un vaso de sangría en la mano, “disfrutando de un clima como en casa”. Levanto la taza de té y brindo al aire con un gesto de cabeza. Ya le expliqué una vez que, en España, nadie viste de torero ni toca las castañuelas por la calle.

De vuelta a mi libro, unos capítulos más adelante se explica la técnica del compostaje. Al contrario de lo que pensaba, no basta con ir depositando los restos de cocina en un contenedor al aire libre. A la hora de introducir los materiales que queremos compostar, tendremos que tener en cuenta la proporción inicial de carbono y nitrógeno, que no debe ser inferior a 25:1, ya que durante el proceso de compostaje el índice de carbono disminuye mediante la ventilación. Un exceso de nitrógeno implica la pérdida de amoniaco. Por el contrario, un exceso de carbono puede ralentizar e incluso detener el proceso de compostaje. Uf. Esto empieza a recordarme a mi bachillerato en ciencias puras y mi posterior intento de estudiar farmacia. La química, la física. ¡La fisicoquímica! Creo que puedo aparcar el fascinante mundo del compostaje hasta otro momento. Quizás mañana haga menos calor.

Cierro el libro y me levanto para refugiarme en el admirable aislamiento térmico de mi actual vivienda, en Alemania. Espero no echarlo demasiado de menos. Kuka, la gata, prefiere quedarse tumbada sobre las baldosas que no han estado expuestas al sol del mediodía, en un acto de asimilación instintiva del concepto de permacultura.

Un pensamiento en “Iniciación a la permacultura

  1. La permacultura realmente cambia tu visión de la vida. Primero suena super abstracto (y creo que todavía hace falta algo de información para el gran público) pero realmente aprendes tanto sobre la convivencia entre ecosistemas, que te quedas impresionada.
    Para los que quieren probar un poquito de permacultura, hay un taller de CanNova en Abril. Hay informaciones en nuestra web por si alguién quiere probarlo de forma práctica durante un fin de semana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s