Declaración universal de los derechos de los ciclistas


Los vehículos no tienen derechos, las personas sí. Las bicicletas, al igual que los vehículos motorizados son sólo medios de transporte. Nadie tiene más derecho que otro por el hecho de conducir un vehículo más grande, más oneroso y más pesado. Cada usuario de la ruta tiene los mismos derechos.
Los ciclistas utilizan menos espacio público, generan menos ruidos, no emiten partículas ni otro tipo de sustancias contaminantes y consumen menos energía que los usuarios de vehículos motorizados. Si se otorgaran los derechos de forma igualitaria, un ciclista, por el hecho de imponer menos presión sobre los recursos limitados por kilómetro recorrido, debería gozar de prioridad frente a los usuarios de vehículos motorizados.

Vivimos una época de disminución de las reservas de petróleo, de cambio climático, de crecimiento de la población mundial y de urbanización, de toma de conciencia de los peligros que la contaminación atmosférica supone para la salud humana, de la contaminación acústica y de la falta de ejercicio de una población que cada vez registra más casos de obesidad.

Para resolver todos estos problemas la bicicleta es una fantástica y accesible solución.

Por todas estas razones, los ciclistas no deberían nunca ser tratados como ciudadanos de segunda categoría. Sin embargo, la realidad nos muestra que en muchas ocasiones los ciclistas son menospreciados, incluso en países en los que la práctica de la bicicleta es algo común como Holanda o Dinamarca.

Los derechos de los ciclistas resumen las acciones necesarias que deben tomarse para que los usuarios de la bicicleta obtengan lo que merecen. Estos derechos están formulados de forma “tecnológicamente neutra”.

En todo el mundo, las personas de cualquier edad y de diferentes zonas, practican el ciclismo en condiciones muy diferentes. La mejor forma de garantizar sus derechos varía según el lugar. Por ello, lo que hoy es una solución ideal para un problema particular, en el futuro puede no serlo. Los derechos de los ciclistas demandan que se encuentre la mejor solución disponible para cada situación en función de las circunstancias específicas.

Declaración Universal de los derechos de los ciclistas (inglés) 2012

2 pensamientos en “Declaración universal de los derechos de los ciclistas

  1. Totalmente de acuerdo, pero deberiais saber que como conductores de vehículos que somos los ciclistas ya tenemos los mismos derechos que cualquier otra persona a utilizar la vía pública. Salvo por las leyes específicas para ciclistas las cuales son discriminatorias. Por ejemplo:

    1. La obligación a ir siempre lo más pegado posible a la derecha.
    2. La obligación de utilizar carril bici si lo hubiese.
    3. La obligación a girar a la izquierda desde el borde derecho de la carretera en
    vías interurbanas.

    Si queréis trabajar en mejorar los derechos de los ciclistas trabajad para eliminar
    esas tres leyes de tráfico.

  2. De acuerdo con el artículo. Lo que realmente sorprende es como el grado de aceptación de los coches frente a las bicicletas es infinitamente superior si los datos solo arrojan estadísticas negativas del uso del automóvil: contaminación, atascos, muertes, accidentes, consumo, atascos,… Nada tiene sentido…

    Saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s